¿y tú?

Cuando unas simples llaves eran cuerpos humanos, femeninos y masculinos, cuando bailabas con fregonas y escobas, cuando te acostabas en el campo soñando con mundos fantásticos llenos de animales, bosques y ríos, cuando diseccionabas rotuladores para obtener su fruto y lo sumergías en un frasco con agua y obtenías el más preciado líquido color, cuando madrugabas y veías amanecer, con un sol radiante tras las cortinas blancas, cuando simplemente tocabas la hierba y dejabas que el viento refrescara tu cara asfixiada de calor, cuando venía tu abuelo a decir que te pusieras un sombrero, cuando tus mayores amigos eran unas cuantas ranas en una charca, los renacuajos, los gatos, las patatas fritas que se comía Sani… cuando ibas sola al parque y comprabas aquel helado, cuando patinabas y te caías sin que nadie te ayudara, a las 4 de la tarde, de cada día, cuando pintabas y tu profesora te adoraba, cuando fuiste tú misma y a nadie le importaba.

Cuando te enfrentaste sola a un mundo completamente ajeno, cuando descubriste que si seguías en tu interior jamás sobrevivirías allí. Cuando dejaste morir una parte de ti…

Cuando nunca, jamás, murió. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: